domingo, 8 de mayo de 2011

187 días

187 días. Ese es el tiempo que ha tardado Craig Whyte en hacerse con el control del Rangers. Tras unas arduas  negociaciones con el máximo accionista, Sir David Murray, el empresario de Motherwell consiguió cerrar el acuerdo el pasado 6 de Mayo. 1 libra es el precio que Whyte ha tenido que desembolsar a Murray por su paquete de acciones, que representan el 85.3% de la propiedad del Rangers (Murray compró esas acciones hace más de 20 años por un precio de 6 millones de libras). La explicación de este irrisorio precio: la deuda.



Por todos es conocida la mala situación económica del Rangers. A su deuda de 28 millones de libras con el Lloyd´s Bank hay que sumarle un déficit de 3 millones con el HMRC, la hacienda pública británica. Esta asfixia económica (producida por la mala gestión de Murray), unida al descenso de los ingresos de televisión, había puesto al club de Ibrox en una situación límite, hasta tal punto que, en plenas negociaciones para el traspaso de la propiedad, Murray llegó a filtrar (aunque luego negaría esas declaraciones) que si el Lloyd´s Bank quisiera cobrar la deuda, el club se vería abocado a la quiebra. Finalmente, en la noche del 6 de mayo se formalizó el traspaso de poderes en la cúpula de los Gers. Como curiosidad (o, tal vez, como detonante), la venta se cerró dos días después del batacazo del Celtic en Inverness (3-2), que dejaba la liga en bandeja al Rangers y le daba la oportunidad de volver a disputar la Champions League la próxima temporada.

La venta del club ha desatado la eurforia entre los aficionados Blues, que ven en Whyte al mesías que debe ayudarles a salir de la crisis y llevarles a recuperar la gloria de finales del siglo pasado. El nuevo dueño ha prometido una inversión de 53 millones de libras, de los cuales 28 serán destinados a pagar la deuda y 25 serán puestos a disposición del futuro entrenador, Ally McCoist, para confeccionar una plantilla de garantías de cara a las próximas temporadas. Sin embargo, hay ciertas sombras alrededor de la figura de Whyte. Dos de sus empresas (LM Logistic Group y Tixway) han entrado recientemente en concurso de acreedores por sus importantes deudas. Además, una de las personas que le acompaña en esta aventura es el controvertido empresario inglés Andrew Ellis, conocido por sus fracasos y subsiguientes espantadas en el QPR y en el Northampton Town. Solo el paso del tiempo podrá calificar de éxito o fracaso el paso de Whyte por el Rangers.


3 comentarios:

  1. Buenas, enhorabuena por el blog, me gustaría intercambiar enlaces contigo y que nos sigamos mutuamente.
    Un enorme saludo desde http://orgullobenfiquista.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Yo la verdad es que hasta que no lo vea, no me lo creo eso de los 50 millones. Ganar la SPL ayudaria mucho, pero sigo sin creermelo del todo lo que dice el señor Whyte.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Lo de que dos empresas relacionadas con él estén en concurso de acreedores no da mucha confianza, pero con que inyecte el dinero suficiente para ponerse al nivel del Celtic los aficionados Gers pueden darse con un canto en los dientes.

    Un saludo

    ResponderEliminar